publicidad subliminal archivos - Bikain.studio

Publicidad subliminal

La publicidad que se ve pero no se reconoce. La publicidad que entra en el subconsciente, sin pasar por la consciencia. Esto es lo que caracteriza a la publicidad subliminal.

Aunque es lo más común, y lo más conocido, no solo se emplean imágenes como publicidad subliminal, sino que también texto o sonidos. Cualquier mensaje que se quiera transmitir a través de esta publicidad tiene que ser corto y concreto para que no llegue a entrar en el umbral de reconocimiento de las personas.

Debido a la publicidad subliminal, se ha cambiado el pensamiento de personas y el hábito de compra de algunos públicos, creando nuevos público objetivo en el camino. Aunque muchas personas crean que esto no es posible hacerlo de forma masiva, se ha conseguido probar que se han cambiado hábitos de compra de más de un público objetivo.

En algunos países del mundo, esta práctica de publicidad está prohibida por ley, aunque eso no quiere decir que no se emplee. Hay muchas empresas y marcas que lo han utilizado de todas formas y hasta que no han sido descubiertos no se han quitado. Aunque este tipo de publicidad esté prohibida, muchas empresas prefieren seguir empleando esta técnica y pagar la multa correspondiente que dejar de lado campañas publicitarias. Ya que  quitar una campaña de marketing cuesta mucho dinero y no se ven reflejados los resultados, es preferible pagar una multa.

Publicidad subliminal o asociativa

La publicidad subliminal puede ser muy parecida a la publicidad asociativa,pero eso no quiere decir que los dos sean iguales. La publicidad subliminal, no se puede ver a simple vista pero entra en el subconsciente de todas formas. En cambio, la publicidad asociativa, se puede ver a simple vista y las personas son conscientes de que están viendo publicidad.

Las imágenes escondidas, ilusiones visuales, dobles sentidos de palabras o imágenes… todas son publicidad subliminal. De todos estos, la publicidad más conocida es la de las ilusiones visuales ya que en este tipo de publicidad subliminal, en realidad se pueden meter los dobles sentidos. Ver algo que no está allí, o leer dos cosas distintas de un mismo texto son ejemplos de este tipo de publicidad.

Los mensajes subliminales más comunes suelen tratar de sexo o de religión y se pueden encontrar en cualquier parte. Marcas como Starbucks, Mcdonalds, Coca Cola o hasta Disney la han utilizado como método para conseguir más ventas.